Erik el Rojo

[su_box title=»Erik el Rojo» box_color=»#82445b»]Erik el Rojo. También llamado Erik Thorvaldsson (hijo de Thorvald), alias Erikur Raudi (* 950 – 1003), pirata, mercader y explorador vikingo. Fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia. Nació en el distrito de Jæren, Rogaland, Noruega, por lo que también se le conoce como Erik Thorvaldssen (hijo de Thorvald). El apodo «El Rojo» probablemente viene del color de su pelo.[/su_box]

Viaje y descubrimiento

Aunque la historia popular acredita a Erik como el fundador de Groenlandia, los nórdicos anteriores a él ya habían descubierto e incluso tratado de asentarse en estas tierras antes. La tradición dice que un hombre llamado Gunnbjörn Ulfsson fue el primero en ver esta masa de tierra, pero nunca puso un pie en ella. Aproximadamente un siglo antes, fuertes vientos habrían llevado a Gunnbjörn a esta tierra, a la que llamó Gunnbjörnarsker (Islas Gunnbjörn). La naturaleza accidental de tal descubrimiento, sin embargo, significa que el mayor crédito de la historia de Groenlandia es para Erik el Rojo, como su descubridor oficial.

Groenlandia


Dentro de este contexto, aproximadamente en el 982 D.C., Erik navegó a esta misteriosa y desconocida tierra. Rodeó el cabo sur de la isla (más tarde conocido como Cabo Farewell) y navegó por la costa oeste. Con el tiempo llegó a una parte de la costa que estaba razonablemente libre de hielo y por lo tanto tenía -como Islandia- condiciones que le daban posibilidades de prosperidad y desarrollo futuros. Según la mencionada Saga, Erik pasó tres años de su exilio explorando esta tierra. La llamó «Groenlandia» («Tierra Verde») para atraer a los colonos. Pasó el primer invierno allí en Eiriksey, y el segundo en Eiriksholmar (cerca de Hvarfsgnipa). El verano siguiente exploró toda la costa hasta lugares muy al norte, como Snaefell o Hrafnsfjord.

Asentamientos

Después de pasar el invierno en Islandia, Erik regresó a Groenlandia el verano siguiente en el año 985 d.C., esta vez con un gran número de colonos, que establecieron los dos primeros asentamientos en la costa sudoeste: el Asentamiento Oriental (Eystribyggð), en lo que hoy es Julianhåb, y el Asentamiento Occidental (Vestribyggð), en lo que hoy es Godhåb (con el tiempo, se desarrolló un Asentamiento Medio, pero muchos expertos creen que era parte del Occidental). Entre los dos asentamientos, situados en la costa suroeste, resultaron ser las únicas zonas donde la agricultura era posible. Durante el verano, cuando el clima era más templado, los colonos enviaban verdaderos ejércitos hacia el norte, a la Bahía de Disko, en el Círculo Polar Ártico, para cazar. Así es como obtenían la carne de foca, cuya piel también podía usarse como ropa, y el marfil de las morsas, narvales o ballenas varadas en la costa, si tenían suerte. Es probable que en estas expediciones conocieran a los inuit, que aún no habitaban la parte oriental de la isla.

En Eystribyggð, Erik construyó para sí mismo la finca Brattahlíð, cerca de la actual Narsarsuaq. Erik tenía el título de «Jefe» de Groenlandia y se ganó un gran respeto y riqueza. En la empresa de asentamientos participaron un total de 25 buques, de los cuales 14 completaron con éxito la travesía, y de los once restantes, algunos regresaron a Escandinavia, mientras que otros desaparecieron en el océano.

El asentamiento floreció, albergando un total de 3.000 habitantes repartidos en una vasta zona a lo largo del fiordo Eriksfjord y otros fiordos adyacentes. Los grupos de inmigrantes que escapaban de la superpoblada Islandia se unieron a los colonos originales.

Sin embargo, algunos inmigrantes que llegaron en el año 1002 d.C. trajeron consigo una epidemia que causó estragos en la población de la isla, matando al propio Erik. Sin embargo, la colonia se recuperó y sobrevivió hasta la Pequeña Edad de Hielo, que la hizo inadecuada para el estilo de vida europeo en el siglo XV, poco antes de la llegada de Colón a América. Los ataques de los piratas, los conflictos con los inuits que invadieron sus tierras y el abandono por parte de Noruega forzaron el declive de la población.

Familia


La historia cuenta que Erik y su esposa Theodhild tuvieron cuatro hijos: una hija, Frydís, y tres hijos, Leif (el también famoso explorador Leif Eriksson), Thorvald y Thorsteinn.

Erik era un ferviente defensor del paganismo vikingo, a diferencia de su hijo Leif y su esposa, que construyeron la primera iglesia cristiana de América en su granja. A pesar de las especulaciones, parece improbable que Leif fuera el pionero del cristianismo en Groenlandia.

Leif Eriksson se convirtió en el primero de los vikingos y europeos en explorar la tierra de Vinland (ahora parte de Terranova, Canadá). La leyenda dice que Leif invitó a su padre para el viaje, pero se cayó de su caballo en el camino, y tomando esto como un mal presagio, decidió quedarse. Erik murió el primer invierno después de la partida de su hijo.

Vídeos de Erik el Rojo


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *