María Estuardo de Escocia

[su_box title=»María Estuardo de Escocia» box_color=»#82445b»]María Estuardo, conocida en Escocia como María Reina de los Escoceses, nació en 1542 en el Palacio de Linlithgow en Escocia y murió en 1587 en el Castillo de Fotheringhay en Inglaterra. No conoció a su padre, se casó tres veces, enviudó dos veces y tuvo un solo hijo: el primer rey de Gran Bretaña e Irlanda. En sólo 45 años de vida se vio envuelta en los cambios políticos, sociales y religiosos que han definido la historia de Europa y del mundo.[/su_box]

Nacimiento e infancia de María Stuart


El 8 de diciembre de 1542, nació la hija del Rey James V y María de Guise. El Rey de Escocia, muriendo lejos de Linlithgow, exclamó: «¡El diablo me lleve! Empezó con una mujer, y terminará con una mujer! James V no se equivocó, pero no fue a través de María que su familia perdería el trono, sino a través de la Reina Ana.

Poco después de que María naciera, su padre Jacobo V murió de cólera. María fue proclamada reina a los nueve días y coronada a los nueve meses. El lugar de la coronación: Stirling.

Y si su coronación fue prematura, su compromiso con el matrimonio también lo fue. A los pocos meses del nacimiento de María ya estaba comprometida con Eduardo, hijo de Enrique VIII de Inglaterra. Pero María de Guisa cambió el acuerdo cuando se le exigió que María estuviera bajo la custodia de Enrique VIII hasta que el matrimonio se llevara a cabo. El Parlamento escocés rompió el Tratado de Greenwich. María de Guisa cerró entonces el matrimonio con el Delfín de Francia y María Estuardo fue enviada allí a la edad de seis años. Madre e hija nunca se volverían a ver.

Juventud: religión y política

María Estuardo, Reina de Escocia, también fue Reina Consorte de Francia en 1559. Su reinado fue muy corto, porque en 1560 enviudó y tuvo que regresar a Escocia. Su madre también murió ese año.

En el puerto de Leith, sus fieles y sus detractores la esperaban. Escocia estaba inmersa en conflictos religiosos entre católicos y protestantes. María Estuardo representaba al catolicismo y el movimiento presbiteriano era apoyado por James Estuardo I, medio hermano de María y liderado por John Knox, uno de los grandes enemigos del reino.

La Reina aceptó un gobierno en el que los católicos y los protestantes estaban representados, pero ni los católicos ni los protestantes estaban contentos. Los católicos querían que María fuera más radical frente al movimiento protestante y que lo eliminara de raíz. Pero los protestantes tampoco estaban satisfechos. María continuó asistiendo a su misa privada en el Palacio de Holyrood.

El Trono de Inglaterra: Isabel I y María Estuardo

El otro gran conflicto, que perseguía a María Estuardo incluso antes de su nacimiento, era la posibilidad de heredar el trono de Inglaterra. Heredar el trono implicaba no sólo una victoria política, sino también una victoria religiosa. Después de la muerte de Enrique VIII de Inglaterra, María Tudor y más tarde Isabel I llegarían. Enrique VII ofreció a María Estuardo el matrimonio con su hijo, María Tudor dudó en nombrar a María o Isabel como sucesora; e Isabel tuvo numerosos conflictos con su «prima y hermana».

Uno de los intentos de acercar a las dos reinas fue también uno de los principales problemas entre ambas: el matrimonio con el noble inglés, Lord Darnley.

Esta vinculación preocupaba a la corona inglesa, porque si María y Darnley tenían un heredero, él tendría grandes opciones para heredar el trono.
Los Lords escoceses tampoco apoyaban el matrimonio, ya que era un noble inglés. Y los protestantes aún menos, era un lor católico inglés. Por esta razón James, Conde de Moray, organizó una rebelión contra el matrimonio. Los Lords fueron derrotados por María en la batalla de Chaseabout. Poco después de la boda y la batalla de Chaseabout, María quedó embarazada de su futuro heredero, James VI.

El asesinato del Rey Consorte


La relación entre los reyes nunca fue buena. El Señor Darnley quería más poder y sospechaba de cualquier relación que María Estuardo tuviera. De esa circunstancia, otro turbio episodio en la vida de María Estuardo vendría: el asesinato de David Rizzio en el Palacio de Holyrood.

Mary fue directamente al Castillo de Edimburgo, donde por seguridad decidió dar a luz a su hijo. Tanto los Señores como la propia Mary estaban cansados de los excesivos pedidos del Señor Darnley. Y, una noche, la casa donde el Señor Darnley estaba enfermo explotó en el aire. El rey consorte estaba muerto.

Los Lores escoceses fueron acusados del asesinato. Esto muestra la deslealtad global que existía entre la clase noble de la época. El Conde Bothwell, uno de los involucrados en el asesinato del rey, iba a ser el futuro esposo de María Estuardo.

El fin de María Estuardo


Los Señores vieron que el Conde Bothwell estaba adquiriendo demasiado poder, y cuando un hombre tenía mucho poder en sus manos, incluso sus propios aliados no dormían tranquilos. La nobleza se alzó en armas contra María y el Conde Bothwell. El Conde Bothwell fue expulsado de Escocia, María fue encarcelada y obligada a abdicar a su hijo, James VI.

En mayo de 1568, María logró escapar del castillo del lago Leven disfrazada de lavandera, y en muy poco tiempo consiguió organizar un pequeño ejército con los pocos nobles que aún la apoyaban. Su medio hermano, James Stuart, conde de Moray, y ella lucharon entre sí en la última de las batallas que María experimentaría, la batalla de Langside, el 13 de mayo de 1568.

Batalla de Langside

Después de la derrota, María huyó a Inglaterra, esperando que su prima Isabel I la ayudara. Todo el tiempo que María estuvo en Inglaterra, lo pasó como prisionera en diferentes castillos: El castillo de Bolton, Tutbury, la mansión Sheffield, entre otros.

María Estuardo no regresaría a Escocia. En la mañana del 8 de febrero de 1587, María Estuardo fue decapitada en el castillo de Fotheringhay por orden de la reina Isabel I de Inglaterra.

Tumba de María Estuardo

Fue enterrada en la catedral de Peterborough. Años más tarde, en 1612, su hijo, James I de Inglaterra e Irlanda y VI de Escocia ordenó la exhumación del cuerpo de su madre para ser enterrada como Reina en la Abadía de Westminster. El destino quiso que estuviera a sólo 30 pies de su prima, Isabel I.

Vídeos de María Estuardo de Escocia


Publicado

en

por

Etiquetas: