Saltar al contenido
Biografías

Mateo Pumacahua

Mateo Pumacahua
Mateo Pumacahua
Era un militar y funcionario indígena del Virreinato del Perú. Fue el líder más destacado de la Rebelión de Cuzco de 1814, y es considerado el héroe de la independencia peruana. Su rebelión fue comparada con la de Tupac Amaru II.

Biografía Mateo Pumacahua

Nació en 1740 y heredó el cargo de jefe de Chinchero (su ciudad natal), Maras, Guayllabamba, Umasbamba y Sequecancha.

Al frente de las milicias indígenas, persiguió a José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II) durante su rebelión de 1780 y 1781, contribuyendo a la causa monárquica con suministros y hombres. Al mismo tiempo, ganó prestigio entre la nobleza incaica, siendo elegido Alférez Real de los Nobles Indios del Cuzco en 1802.

También apoyó las campañas de «pacificación» tras la derrota de los rebeldes indígenas. En reconocimiento a sus servicios obtuvo el rango de militar, convirtiéndose en coronel de la infantería española; la historia lo reconoce como brigadier, rango equivalente al de general de brigada en la jerarquía actual. En 1811, apoyó la campaña del brigadier Goyeneche en el Alto Perú. En 1813, siendo miembro de la Real Audiencia del Cusco, de la que había llegado a ser presidente interino en 1807, conoció la liberal Constitución española de 1812 y las numerosas «Leyes de Indias» que no se aplicaban.

Breve reseña de mateo pumacahua

A pesar de su avanzada edad -tenía entonces 72 años- se unió a otros líderes indígenas descontentos y criollos liberales que exigían la aplicación de la Carta Española de 1812. Junto con el criollo apurimense José Angulo y dos oficiales del ejército, el coronel Domingo Luis Astete y el teniente coronel Juan Tomás Moscoso, formó una junta de gobierno en Cusco el 3 de agosto de 1814, de acuerdo con la Constitución y llamó al pueblo a ponerla en vigor por la fuerza de las armas. Dirigió entonces una expedición a Arequipa, que venció a los españoles en la Apacheta el 9 de noviembre y entró en la ciudad al día siguiente.

Debido a la proximidad de las fuerzas monárquicas, Pumacahua dejó Arequipa el 30 de noviembre y buscó hacerse fuerte en Cusco y Puno. El 11 de marzo de 1815, en las cercanías de Umachiri (Puno), el ejército rebelde sufrió una aplastante derrota. Pumacahua fue capturado en Sicuani, donde fue sentenciado a morir decapitado, sentencia que se cumplió el 17 de marzo.

Los pronunciamientos y la carta al Virrey José Fernando de Abascal y Sousa, Marqués de la Concordia (1806-1816), firmada por la Junta de Gobierno del Cusco en agosto de 1814, tienen el mérito de expresar un anhelo de soberanía basado en leyes libremente votadas.

Actualmente, su legado está marcado en la memoria del Cusco.

La familia Pumacahua es ahora una familia de gran relevancia en el Cusco y este es uno de sus legados más importantes en la región. Su último descendiente es Enrique Pumacahua Moscoso, quien fue condecorado por la hazaña de su antepasado.

Vídeos de Mateo Pumacahua

Contenido