Pedro Cieza de León

[su_box title=»Pedro Cieza de León» box_color=»#82445b»]Pedro Cieza de León. Conocido como el «Príncipe de los Cronistas de las Indias», a pesar de morir a una edad temprana, dejó atrás una importante obra. Su descubrimiento y conquista del Perú es la crónica de la ocupación española de este territorio, que presenció con sus propios ojos. Pertenece a ese género de hombres que fueron a América como soldados y que fueron convertidos en historiadores o geógrafos por el Nuevo Mundo.[/su_box]

Síntesis biográfica


Nació en Llerena, España, en una familia acomodada. A la edad de quince años, navegó a Cartagena de Indias con el objetivo de hacer su fortuna. Hasta 1551, cuando regresó definitivamente a España, fue muy activo. Participó con Alonso de Cáceres en las expediciones a San Sebastián de Buenavista en 1536 y a Urute en 1537, y fundó, con Jorge Robledo, Santa Ana de los Caballeros en 1539, Cartago 1540 y Antioquia 1541, en la actual República de Colombia.

Trayectoria


Luego luchó bajo las órdenes de Sebastián de Belalcázar, gobernador de Popayán, que le dio un encargo. En 1543 se reunió de nuevo con Robledo, quien, tras una estancia en España, había regresado a las Indias con el fin de afirmarse en su gobernación de Antioquia y expandir sus dominios, lo que le llevó a un enfrentamiento con Belalcázar. Cieza trató de hacerle abandonar sus propósitos, pero fracasó, y Robledo fue derrotado y ordenado a ser ejecutado por Belalcázar en 1546.

Un año más tarde comenzó un viaje a tierras peruanas con Pedro de La Gasca en la expedición para la pacificación del Perú. Ejecutado Gonzalo Pizarro en Xaquixahuana en 1548, Cieza se trasladó a la Ciudad de los Reyes, la actual Lima, donde fue nombrado cronista oficial de las Indias. Entre 1549 y 1550 viajó a los lugares más importantes del Perú: Cuzco, Potosí y La Plata, entre otros, recogiendo información con la que compuso su obra. En 1551 regresó a España para casarse con Isabel López en Sevilla. En la misma ciudad publicó la primera parte de la crónica de Perú en 1553.

Muerte


Cieza muestra una vez más que todos los conquistadores no eran como muchos los que los pintan: soldados ignorantes e inhumanos; pero a menudo había entre ellos no sólo caballeros, sino también eruditos y hombres de ciencia y altos principios de la humanidad. Poco después de la publicación de la primera parte de su obra, y la muerte de su esposa Isabel, Cieza muere en Sevilla en 1554.

Vídeos de Pedro Cieza de León


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *